viernes, 12 de septiembre de 2014

no vas a dormir nunca mas

"No vas a dormir nunca más" me gritó una gitana con pollera corta cuando salí del sanatorio con mi retoño en brazos y cacho gritando atrás mío que el sacaleches era una porquería y que usara una sopapa.
Inútil era hacerme la que no lo conocía ya que me seguía con los bolsos y la gitana atrás.
Me acordé de ella la quinta noche en vela mientras cambiaba pañales , daba la teta y corría de acá para allá y Cacho roncaba sin enterarse y al otro día comentaba lo bien que había dormido el bebé.
Ibamos a los asados del gremio y mientras comía costillitas con la mano les contaba a sus compañeros  que "Eso de que no dormís más de noche es un mito", y yo lo miraba sin fuerzas para comentar.
Retoñito comía cada cinco minutos, "teta a demanda" había dicho el pediatra y yo cumplía al pie de la letra .
Mientras la cicatriz supuraba y yo mandaba whatsApp a mi ex obstetra cuya foto de perfil era en una isla de bahamas con el novio pasándole bronceador ,Retoñito lloraba y el whats App quedaba inconcluso, Cacho gritaba desde el living que cuando estaba la comida y yo que había creído que el hogar iba a ser familia Ingalls total.
Igual el amor era más fuerte ya que en mi mente solo estaba Retoñito , el resto era toda una nebulosa de fondo.
Ahora , dos años después Retoñito duerme y mi obstetra contesta mi whatsApp...: -"Quien sos?"-