domingo, 10 de junio de 2012

el cacerolazo

Hoy la dejé un poco a Caro por que tenía que reflexionar sobre mí misma. Ella, ahora que pertenece a la década dorada y con glamour noventista fashion chic, tiene un poco de vergüenza de que la vean conmigo creo.Para poder comprenderla y sentir lo que ella siente ahora, pedí un préstamo y me quise comprar un caniche toy de marca (ella tiene un par) . Pero en la veterinaria "Fashion Pet´s" de Recoleta me miraron con asco y me dijeron que las mascotas se pagaban en dólares. Eso me enfureció, me pareció una total injusticia, sobre todo cuando fui a querer comprar dólares y se me rieron en la cara. Un señor que le quiso regalar diez dólares al nieto también estaba indignado, "No nos dejan vivir en paz!!" gritaba  y se armó otro cacerolazo. Tuve que ir a buscar mis mejores ropas, ya que veía al grupo con tapados de piel, trajes y muy bien vestidos y quedaba media desubicada. Luego fui corriendo a la gráfica más cercana , hice ampliar una foto del caniche toy que quería , el señor imprimió una foto del nieto, la señora de pelo lacio ,una foto del un militar que parece que era su esposo o es su esposo y lo juzgaron injustamente, o no sé...no entendí mucho. Se formó una cola de una cuadra. Una vecina que conozco imprimió un plato de berenjenas, le pregunté por qué y me dijo "Es que están carísimas! es indignante!". Otro señor imprimió un póster de una camiseta de fútbol, dijo que culpa de éste país su equipo había perdido, y así la cola seguía.Todos nos preguntábamos mutuamente "¿Vos qué pedís?" y nos íbamos enfureciendo.Nos subimos a una combie y copamos la plaza. Empujábamos y pateábamos a todo el que se nos acercara a cuestionar nuestros deseos personales. ¿Quiénes se creen que son?.  Finalmente a la noche uno dijo "Bueno , basta ,esta mierda de estar acá pidiendo me agotó, además perdí el cartel y no me acuerdo qué estaba pidiendo."
"Siiii, vamos, ya fue" dijeron los demás y nos fuimos a bailar a un boliche de luces negras con porteros en la puerta.
Mientras nos alejábamos me di vuelta de mala nomás , para ver el desastre y disfrutarlo. Sin embargo vi tres hombres con carros llenos de cartones ,felices juntando nuestras fotos amplificadas.