sábado, 26 de mayo de 2012

categorías sexuales


Caro es resentida. Dice que no y me mira con cara de Gardfield mientras se le hincha la vena de la frente del odio.
Tendría que haber sospechado que algo iba a hacer.
Ahora me entero. No sé que le habrá puesto a l té de las 5 que , cuando se fue me empezó a crecer la barba. Pensé que era mi imaginación y me fui a dormir. Hoy cuando me desperté era todo un hombre. No me quejo por que no estoy nada mal!!, el tema es que me gustan los hombres, mi interior no cambió y sigo sintiendo lo mismo. Primero me asusté, pero luego me dije “bueno ahora ,por suerte es una época de libertad en donde cada uno puede vivir como quiere así que no habrá problemas”. Sin embargo me encontré con que los hombres que me gustan me miran con desprecio. Les expliqué que en realidad soy una mujer atrapada en el cuerpo de un hombre culpa de mi mala amiga Sindy-Caro en venganza por que yo me equivoqué y hice que la operaran como Sindy en lugar de Barbie, pero me tratan de “loco” y se van ofendiéndome.
“Loco”….es un artículo que no conocía, por lo menos no dirigido hacia mi. Cuando les grito “Loca en todo caso” se ríen. Esto es muy raro!!, ¿no debería una ser lo que siente y no lo que su cuerpo la obliga a representar?. Me siento encerrada acá adentro, con una barba que no me pertenece y sin poder conseguir pareja!!.
Anoche tomé coraje, agarré la cera depilatoria, unté mi barba y me la arranqué de un tirón. Mi cara quedó roja y mi piel no era la misma, no quedó como cuando yo era Lola, quedó más rústica.Depilé mis cejas , me depilé toda pero me encontré, cuando me iba a depilar la entrepierna que tenía ahí algo que era enorme y que , qué iba a hacer con eso!!!. Caro se pasó, se pasó!!!, no entra más a mi casa!!. Tuve que recurrir a la marcha anual en plaza de mayo y preguntarles a mis amigos/as cómo la sobrellevan. Me dieron remedios, inyecciones, me aconsejaron cirujanos y la verdad es que después de toda esa agresión que había que hacerle al físico les pregunté por qué nos teníamos que convertir en una cosa o la otra, ¿no podemos dejarnos ser lo que somos y listo? Sin tratar de encajar en categorías?. Me miraron reflexionando, “¿y qué somos si no nos parecemos a una mujer o un hombre?”.
“Personas!!” le dije dándome cuenta yo misma de lo que  estaba diciendo.” ¿Por qué hay que ser una cosa o la otra?, ¿no es más divertido que haya variedad?”.
Me echaron a patadas de la plaza y ahora no sé qué hacer. Estoy mezclando hierbas a ver si sale una  pósima que me devuelva a mi cuerpo que no me hacía pensar tanto y era más cómodo.