miércoles, 16 de noviembre de 2011

el jefe

Ojos azules se ve que nos tenía en una lista de mails viejos y no nos borró y hacía una fiesta y nos mandó mails a Caro y a mí que obviamente nos alistamos para ir.La fiesta se llamaba "Remember the 90" o algo así y era ultrasecreta. Es que Ojos azules y su esbelta y flamante mujer llena de ropa diseñada por sus esclavos querían festejar recordando (palabras de ellos) "aquella década dorada, llena de champagne y dólares y olvidar un poco ésta miseria de ser todos iguales ". Además ella en la PD ponía : "festejaremos la idea de tomar empleados jóvenes y sepultar a los de 40 que andan pululando pidiendo trabajo y que se den cuenta que a los 40 la vida ya fue". 
Con Caro nos dimos cuenta que buscar trabajo ahí no era posible, pero nos pusimos a revolver nuestros placares llenos de abrigos de leopardo de aquellas épocas y tacos dorados y nos fuimos a la peluquería a hacernos en nuestros cabellos las típicas rayas negras y rubias de aquella época, bien desde la raíz. Yo saqué mis siliconas del freezer y me las puse bajo el corpino. Como no nos daba para ponernos botox, nos sacrificamos y nos dimos una piña en los labios cada una  (un poco drástica la medida) y fuimos a la fiesta con los labios hinchados , bien noventistas.
Cuando llegamos todo era blanco flúo, con luces ultravioletas y música tecno. Dos hombres de 1,90 de alto con una lista en la mano nos pidieron nombres. Estábamos en la lista ,Obvio!!, si habíamos recibido el mail!!
Entramos directo a la mesa de comida. había salmón ahumado (mi perdición), rúcula!!, champagne por doquier!!, hombres con traje!!, todo lo que amo y todos exitosos!!. En un desnivel había un tigre durmiendo, un tigre real , por que en los noventa todo era objeto!! genial!!. 
Caro y yo nos pusimos a bailar frenéticamente en medio de la pista vacía y se nos acercó la "organizadora de eventos" a aclararnos que no era la hora de bailar y que además nuestro estilo no era de los noventa. "¿Cómo que no?" le grité yo ,que con la música tan alta no oía nada y me costaba hablar por mis enormes labios. "Somos re-noventa, nos súper producimos , no sabés nada de moda nena!", "Están bailando como en los ochenta", nos dijo secamente y eso nos avergonzó tanto que nos fuimos atrás de una cortina a debatir. 


Mientras practicábamos bailes se nos acercó ojos azules en persona. "¿Qué hacen acá?" nos preguntó con una voz un tanto alterada. "Vos nos invitaste" gritó caro y ojos azules la abrazó llorando (re anti-noventa esa actitud). "Es que están todos en mi contra, están tirando edificios a propósito para echarme culpas, la ciudad se derrumba!!" lloraba. 
Caro y yo no estamos muy informadas así que no sabíamos de qué hablaba, pero con tal que nos dejara seguir en la fiesta le dijimos todo que sí, que había una conspiración en su contra y que seguramente la "yegua" estaba con un grupo de ingenieros poniendo bombas subterráneas para arruinarle la vida. 
"Lo sabía ,lo sabía!!" gritó emocionado, "Sabía que era ella, ya se lo voy a contar al jefe" continuó. "Ah..." dijo Caro pensativa, "¿Vos tenés un jefe?, ¿cómo es eso?". "Todos tenemos un jefe" le dijo ojos azules reflexionando "Si no fuera por él yo no estaría acá, él me proteje, no ves los noticieros?" dijo riéndose entre lágrimas y corriendo a inaugurar la pista de baile prohibida.

1 comentario:

Sombragris dijo...

Yo soy mas de los 80...pero me hubiera encantado estar en la fiesta con vosotras para plantarle la mosca a la yegua estirada...se lo tiene bien merecido...un beso