jueves, 25 de agosto de 2011

mis días de secta

Acá estoy con la túnica blanca, no sé por qué me tocó el rol de cocinera, como si yo supiera algo de eso!!!, pero bueno...ellos se arriesgan. Y mientras cocino y pienso cómo escapar veo de refilón el televisor prendido, pasando canal once , el noticiero, en el que están enseñando "cómo armar una bomba molotov después del corte". La "jefa" o "Gurú" dice que el noticiero de telefé es muy útil , que gracias a ellos pudieron aprender a armar armas caseras, bombas, a abrir cerraduras y falsear llaves y trucos de engaño callejeros,a marcar casas para robar (si es que algún día lo tuvieran que hacer por fuerza mayor) y todas esas cosas.Cuando termina de decirme eso me dice que es la hora de rezar y que vaya al salón principal, que es una especie de establo, lleno de ovejas y gallinas que se odian y en donde todos están arrodillados repitiendo oraciones varias.
Vuelve el noticiero allá a lo lejos. En el "salón principal" el ruido es insoportable con el cacareo de las gallinas y el ¿mugir de las ovejas?...no se escucha nada , así que me voy gateando para acercarme a la tv. Ahí veo, en primer plano a mi madre diciendo que seguramente me escapé con algún amante de turno y a mi abuela atrás asintiendo y que lleva puesto uno de mis vestidos!!!. Me enfurezco, pateo el televisor , tiro abajo a los guardias y salgo corriendo a una ruta de campo. Que me toquen un vestidos puede provocar un huracán. Corro, corro, corro y luego de media hora vuelvo al lugar de partida a pedir comida. "Ah... el estómago te trajo de vuelta", me dice la gurú y me da uno de los ñoquis escupidos que hice ésta mañana.

No hay comentarios: