viernes, 26 de agosto de 2011

dr. House

El castigo por haberme escapado fue encerrarme en un cuarto blanco (por fin algo limpio) a practicar "meditación en trance", que como ni sé de qué se trata, me acomodé sobre una de las paredes acolchadas y me quedé semidormida.
Se me vinieron a la mente imágenes de cuando la abuela estuvo internada en fleni. Era como un pacman en casa y se había comido una chaucha envenenada que yo había dejado para matar a una rata. Había empezado a delirar con que era la novia de Ricky martin y terminamos todos en fleni.
Yo , en esos días de pasillos y café-quema-estómagos ,me enamoré del médico que la atendía, no siendo correspondida. Todos esos pensamientos me remitieron a la serie que estaba siguiendo antes de ser secuestrada, "Doctor House" y soñé que era la amante del Doctor. Estábamos en un living lleno de gente dándose regalos de navidad. Yo veía un mate de madera en una bolsa y pensaba en robármelo, pero luego deducía que no valía la pena. Dr. House me esperaba en un sillón para que estuviéramos juntos , pero la gente no terminaba de irse. Y luego, ya a la madrugaba todavía había algunos deambulando por lo que la intimidad quedaba sólo en un deseo.El volvía a Hollywood y yo ahí sin saber donde estaba. Como ahora.