sábado, 11 de junio de 2011

Ser....

En medio de la noche en soledad apareció en mi cuarto la rubia....mi hermana celestial.
Me di cuenta no sé por qué ya que no había un cuerpo, sólo una imagen fugaz me remitió a ella y luego esa sensación de que era alguien que conocía de toda la vida. Un conocimiento tan fuerte que iba más allá de todo lo que conozco en este mundo.Eramos una sola persona ,parte de lo mismo.Inexplicable con palabras.
Me quedé pensando varios días si seremos eso....una sensación sin palabras y ya sabemos al lado de quién estamos y el cuerpo es sólo una anécdota temporal. Por lo tanto todo lo que hagamos mientras lo tenemos es sólo una manera de expresar una parte ínfima de lo que realmente somos...
Al otro día mi tía Carlota, quien dejó de existir en un manicomio viendo bichos y corriendo a los enfermeros, la encontré radiante, con equipo de gimnasia, feliz.Yo le decía "Qué bien que estás" y ella sonreía.
¿Qué me está pasando?, hay algo que me cuenta algo....y si es así es mucho mas grande de lo que puedo llegar a imaginar.Pero no puedo racionalizarlo.
Así que volvamos a Lola.

1 comentario:

Escribir es seducir dijo...

REALMENTE CREO QUE LO QUE ACÁ HACEMOS CON NUESTRO CUERPO ES UNA MANIFESTACIÓN ÍNFIMA. TAL VEZ LA APARICIÓN DE TU TÍA ES PARA QUE SEPAS QUE DONDE ESTÁ SE ENCUENTRA BIEN

SALUDOS