viernes, 24 de junio de 2011

manejos

"Nos esta yendo muy bien, si en un año seguimos asi por ahi les damos un aumento de sueldo" vociferaba mi ex jefa desde un megáfono subida a una escalera rota rodeada por un mar de personas inmigrantes que la aplaudían sin haber entendido (creo yo) lo que acababan de decir.
Yo también tenía mi megáfono y mi escalerita, les grité desde el otro lado:
"¿Por qué van a esperar un año?, ¿no escuchan que dicen que YA les está yendo bien?, Si les está yendo bien ahora por qué no les aumentan el sueldo ahora?"
Mi ex jefa, que no me había visto se cayó de la escalerita. Volvió a subir con dificultad y dijo:
"Es que no nos alcanza la plata, necesito irme a Europa de vacaciones y si les pago a ustedes no podemos irnos con mi marido y mis cinco hijas"
"No te vayas!!!" le grité yo furiosa "Esta gente usa la plata para comer y vivir!!"
"No creo que sea asi!!" me desafió ella y se generó un silencio sordo.
"Bueno van a tener que esperar por que yo les prometí las vacaciones a mis hijas y además una cumple 15" agregó
Uno de los muchachos dijo tímidamente "Pero señora ,a mí no me alcanza para darle comida a mis hijos..."
"Ay...vamos, vamos... ¿qué comen...caviar?" dijo con su voz de gallo .
De sus rodillas asomó la cabezota de Alice...Alice!! todavía existía!!!, ella era la encargada de convencer a todos uno por una de que la empresa no tenía dinero y que era mejor que trabajaran gratis sin exigir nada para no molestar a la pobre jefa que no podía viajar. Siempre se la veía hablando en secreto ya que convencerlos de a uno era más fácil. Además se hacía "la amiga" y con eso recavaba información útil para "la jefa".
"Fulanito está buscando un hijo" le contó una vez a la jefa y le dio tiempo de despedirlo de manera anticipada. "Tienen que cobrar su sueldo en mano por que los bancos les roban sin que se den cuenta" les decía a los nuevos asi no se bancarizaban y la empresa podía seguir de manera clandestina.
Cualquier mínima exigencia era aplacada por ella
Asi la empresa creció, trepandose a los sueldos de la gente que tenía miedo de perder su trabajo y era sumisa y no averiguaba.
Mi madre, después de ver ese panorama, lagrimeando desistió de su idea de trabajar en esa área.
"Mamá en flores simplemente caminás por las veredas y se ve la explotación, no vayas más a esa zona, de ahí no va a surgir ningún trabajo.
Por fin lo entendió, y yo guardo mi megáfono bajo la almoada para decir siempre todo lo que pueda y despertar a los que pueda....

1 comentario:

Anónimo dijo...

Donde es eso? que horror, parece increible lo que contas, pense que era un chiste pero no.