sábado, 14 de mayo de 2011

el odio

papá decidió seguir una semana más en donde sea que esté, por lo tanto mamá, feliz, se queda en casa. Yo no soy feliz, pero ¿qué importa?, para distraerme odio. Odiar demanda mucha energía y me hace olvidar de mi tristeza.Además el odio, como el amor supongo, se reproduce y se multiplica y cada vez odio a más gente y a más situaciones.Igual el mundo me da leña.
El problema es que es agotador y no sé

cuando termina, tengo que estar acordándome por qué odio y a veces le hablo a gente que odiaba por que me olvidé que la odiaba y después me accurdo y me da más odio, además le gente no me avisa que la odiaba y eso me da más bronca.
Mamá me despertó con mates y facturas y con eso logró distraerme un rato, pero cuando salí a berrer la vereda y vi su camión en la puerta entré a gritarle y todo volvió a la normalidad.
Fui a comprar un cuaderno para anotar la lista de le gente que me provocaba este sentimiento y por qué para no olvidarme uy cuando quise empezar a escribir mi mente se puso en blanco y ya no me surgía ningún nombre. Me inundó un sentimiento de frustración que me trajo una ola de llanto imparable.Al rato no sabía por qué lloraba y me quedé dormida. Soné que me despertaba en un pueblo y salía de mi casa. Había una calle de tierra y a unas casas una ballena barada en un garage. me provocaba terror . A mis espaldas el rio -mar marrón.
me subía a una terraza de hormigón y la ballena tomaba impulso y de un salto entraba en el agua (no sé cómo).Yo me asomaba a ver y la veía venir con una fuerza indescriptible desde el fondo hacia arriba. Pensé que cuando saliera nos iba a aplastar (no sé a quienes). Del agua salía una especie de muñequito marrón que nadaba hacia a mi y me provocaba espanto. Por suerte aparecía Caccho al lado mío que interfería entre el muñequito y yo. "Hay vida debajo del agua?" pregunté yo o Cacho pensando en si había vida humana o algo así, y el muñequito contesto "Por su puesto". tenía ojos amarillos y me daba terror. Luego saltó y desapareció entre las olitas.
Me desperté horrorizada, sin entender y sin sentimientos.Creo que ya lo había contado este sueño, pero viene al caso....

1 comentario:

MS dijo...

Odiar demanda demasiado tiempo, coincido con vos. Y también coincido en que a veces nos olvidamos a quién odiamos, y les volvemos a hablar y cuando nos acordamos, nos da MÁS odio.
Y yo también tengo sueños así extraños y horrendos como el que contaste.. cuando me despierto y me los acuerdo pienso: "¿Qué me fumé antes de dormir?"
En fin, un besO ♥