lunes, 28 de febrero de 2011

palabras


La palabra "fatalidad" es una palabra que no explica nada , que abre un abismo entre lo conocido y lo inexplicable, lo que nos deja mudos , lo que no debería haber sucedido pero sucedió y no tiene explicación.
Me deja pensando, es una palabra que abre un signo de interrogación y me deja muda y con la inercia de seguir pero sin saber a dónde.
Lo que me daba placer ya no me interesa, lo que me divertía no me divierte, mis brazos no tienen fuerzas y mis piernas tambalean.
Donde no tengo respuestas tengo cada vez más preguntas o la misma que se repite hacia el infinito.

1 comentario:

Amén dijo...

Yo creo que a la fatalidad, como al devenir, se la ha de entender en su contexto. El "hoy" ese que nos es dado pero no determinado. Hoy puede ser un gran día o el peor.. La fatalidad nos muestra la cara cierta de lo que es, es esto.. nosotros ponemos nuestra libertad y vemos en la fatalidad lo que en ella es posible crear de nuevo. Si una pregunta se repite es porque aún no encuentra la respuesta que la calme en tu interior, la respuesta que la armonice.. a veces, es simplemente, la armonía con el todo, con ese todo que no hemos creado pero que no nos es ajeno. fatalidad y libertad constituyen el ser humano. No una, sino las dos. Entender esto, es reconocernos como tales.