lunes, 17 de enero de 2011

empresas....


Subí esta mañana al tercer piso y le pedí permiso a mi jefa , que estaba azotando a uno de los cortadores, para ver si en la cocina , entre las cucarachas, me había olvidado mis anteojos.
Luego bajé y el costurero pretendió recriminarme que le había mandado diez muestras y que no tenía tiempo por que la jefa necesitaba que barriera su oficina privada, que le cocinara y le lavara la ropa familiar. le dije que le explicara que ese no era su trabajo y se alteró, me empezó a gritar que YO era una garca por que le hacía coser remeras.Yo le dije que ese era su trabajo en la empresa y que sus horas de trabajo eran para eso, pero descargaba su bronca con migo mientras una cucaracha le chupaba un dedo.
Luego bajé y salí al kiosco y la vendedora escribió en mi ficha que me había ausentado diez minutos.
A veces siento que los más maltratados son los que ,si pudieran , serían los peores jefes.Agachan la cabeza cuando ven venir a la jefa con el látigo, pero a sus propios compañeros , si pueden , les clavan un cuchillo por la espalda...es rarísimo el razonamiento..