domingo, 4 de octubre de 2009

bandoneón

Anoche sali sola (sin el barba-pablo, con amigos)
Fuimos a palermo holliwood, o soho o alguno de los dos, nunca se cual es cual.
Palermo tiene eso de la magia y la oscuridad.De repente vas por las calles llenas de luces y colores , y doblás en una esquina y te encontras con la oscuridad más absoluta y un perro revolviendo la basura.
Ibamos y volviamos buscando un buen bar para instalarnos, en eso vi un local de ropa que me encantó, cuando retomé la marcha me habia perdido. Caminé unas cuadras hasta que a lo lejos escuché un bandoneón....me fui acercando despacio.En una esquina, iluminado por un farol habia un viejito que tocaba "adios nonino" de Piazzolla.
Y esa mezcla, esa de ese tango...palermo, luz, colores, oscuridad y basura revuelta por hambre y el arte que se retiene, remonta y valora desde su raiz...eso es Buenos Aires para mí.
Lo aplaudí con lágrimas en los ojos, y cuando me fui acercando el hombre era solo mi imaginación. Solo la calle empedrada y yo.
Para los que quieran escuchar Piazzolla y el adios a su padre...."Adios nonino"

http://www.youtube.com/watch?v=VTPec8z5vdY

1 comentario:

Francisco Javier DC dijo...

Hey Lola!!!

Fantástico Piazzola. Escuché ahora mucho aquel disco de Borges.
Leerte es pasear por Buenos Aires, un placer, por Palermo, por el Soho o frente a la cola del paro. Iré leyendo, me pongo cómodo :)

beso!