jueves, 15 de octubre de 2009

algo increible

Tengo que contarles algo increible (el dibujo que ilustra no tiene nada que ver con el post).
Algo nunca visto en Buenos Aires, jamas vivido por nadie:
Me subi a un colectivo cansada de mi largo dia, a las 22 hs y el colectivero iba a paso de hombre.
Me extraño muchisimo ya que nunca me habia pasado eso ,entonces me acerqué a él y le pregunté si estaba teniendo una especie de ataque y se habia olvidado las calles o si se sentia mal.
"Anda para tras piba!! no jodás" me grito , otra cosa rarisima que un colectivero te conteste asi, por lo tanto miré al publico presente (eramos diez personas con ojeras y ganas de llegar a nuestras casas) y les dije "Habeis oido la respuesta de este buen hombre? ¿que le estara pasando?"
"Si dale viejo acelerá no te hagas el boludo!!" grito un muchacho de la ultima fila.
"¿Que te pasa chabon?? veni a decirmelo aca!!" grito el colectivero clavando los frenos.
Se paró y preguntó quien le habia hablado asi.
Todos nos quedamos en el mas absoluto silencio mirando de reojo a ver que pasaba.
"Dale, quién fue el infelí!!" gritaba el tipo y caminaba por el pasillo mirándonos uno a uno.
"Les aviso que aca termine el recorrido" nos dijo cuando vio que nadie iba a responder. estabamos en el medio de la oscuridad total y faltaban 40 minutos de viaje para llegar a casa.
En esas cuadras era imposible que pasara un taxi.
Uno de los pasajeros tomó coraje , se levantó bruscamente y corrio hacia el volante.
Atrás el chofer lo agarró de la camisa rompiendosela de punta a punta.
Se revolcaron unas vueltas por el colectivo hasta que se me fue la paciencia.
Me tiré en el asiento y aceleré a fondo,total, si manejo el camión con acoplado de mi madre un colectivo es pan comido.
El pasajero junto con otros dos sujetaban al colectivero que gritaba que lo estaba haciendo llegar temprano y yo que no le paraba a nadie.
La gente me paraba , cuando habia semaforos me gritaban y golpeaban la puerta pero yo no abria. Desarrollé mi mejor parte colectivera, la de no abrir la puerta, acelerar a fondo mirar al frente mientras me tiran la puerta abajo, contestar mal y eruptar por lo bajo mientras hablo por celular. Tambien cumpli la parte de cuando sube mi amante y se pone al lado del volante a hablarme todo el viaje ya que uno de los pasajeros me hizo de copiloto.
Deje a dos o tres en las puertas de sus casas y por suerte al lado de mi casa (no del lado del bar si no del otro lado) hay una comisaria.
Asi que ahi los deje a los pasajeros que quedaban , al colectivero y al colectivo y me meti en el bar a cantar.

7 comentarios:

Amy dijo...

increible totalmente!

Yuria dijo...

Jajajajajaa. Lo que me hubiera gustado ir en ese autobús. Pero dime que no es literatura, dime que es un hecho real.
Como habla esta gente es totalmente familiar, ¿no?, eso de "boludo" por ejemplo; jajaja, aún no he parado de reir. Y bueno, lo tuyo llevando el tanque por encima de todo. Increíble, increíble.

laméditerraine dijo...

Me encanta!!
Voy a seguir leyendo tu blog, ya que estoy en busca de nuevas adquisiciones para seguir jajaja

ger dijo...

jajaja! me encantaría vivir una experiencia como esa

lo más cercano que vi fue un colectivero que arrancó la palanca de cambios en primera y tuvimos que ir a 20km/h al colegio

querés melón? dijo...

sos mi nueva heroína.

chivilboy dijo...

jeje,heavy la colectivera!

Cherry Carol dijo...

:D prometo subir dibujo con texto jipi jajaja

buena onda Lola ;) take care