martes, 29 de septiembre de 2009

anoche

anoche mientras me preparaba para dormir escuche un ruidito. No le di importancia , me puse las pantuflas fui al baño, me lave los dientes volvi a la cama , me acoste y apague la luz. A los diez minutos escuche el ruidito al lado de mi oreja. Prendi el velador y vi, en mi mesita de luz la cucaracha mas grande que hubiera visto jamás. Les tengo pánico, pero un pánico atroz, inmovilizador. Me quedé dura por que pensé que si me movía ella podía hacer cualquier cosa. Las dos nos quedamos mirandonos quietas. Ella movía sus antenas para captar el más minimo mivimiento y yo casi no respiraba. A la hora me empecé a caer de sueño, pero la guacha seguía ahi mirándome fijo. Yo pense, "si corre y se mete entre mis cosas no la encuentro más!! además puede que esté embarazada y riegue todos sus hijos por mi habitación y despues nazcan y vengan por la noche a observarme! y meterse en mi nariz!, y pasen los años y yo esté aca muerta llena de cucarachas invasoras y no haya podido salir de mi cama por el pánico.
Se me puso la piel de gallina.
Pero el sueño me vencía, se me cerraron los ojos unos segundos y cuando los abrí no estaba más.
Salté de la cama erizada y pataleando para que ninguno de mis pies tocara demasiado el piso.
Trataba de actuar rapidamente y a la vez miraba en todas las direcciones para no tocarla.
Agarre una bolsa cualquiera. Llame a los barbas llorando y les dije que me iba para su casa hasta fumigar a fondo la mía.
Tamé un taxi en camisón. Una vez allá me tranquilicé, me prepararon un té de tilo, me consolaron.
Paré de temblar a las dos horas y cuando me iba a dormir sentí un ruidito en la bolsa: Ella habia viajado conmigo, ahi estaba sonriente y triunfadora.
En definitiva : no dormi en toda la noche, estoy destruída.
Igualmente en medio de todo eso uno de los barbas me dijo que lo de la fiesta del sabado no habia sido un sueño. Que el me proponia convivir. Le dije que bueno, que venga a casa y probemos .
Asi que esta noche se muda conmigo.
tengo que preparar una cena romántica....mmmm, ¿que puede ser??...por eso no cocino! jamás se me ocurre nada, soy nula en eso!

2 comentarios:

Deboh dijo...

AY, que horror, detesto a las cucarachas, no se mueren nunca!
Con respecto a la cena, podrías hacer pasta, con salsa. Es buena idea, aunque el problema sería las manchas que uno no puede evitar al comer algo con salsa. Si no, podrías preparar un chop suei.
Y postre, obvio, helado jaja.
Ojala te vaya bien!!!

Alondra dijo...

Cónchale!!!! le tengo terror a las cucarachas, no veas como te comprendo. Ahorita estoy mirando alrededor no vaya haber alguna...
Me gusta muchísimo tu blog, es como un soplo de aire fresco.
Un abrazo